Mostrando el único resultado

Mortero Impermeabilizante SikaTop Seal 107

43,99 
Mortero impermeabilizante de dos componentes SikaTop Seal 107. Formulado en base de cemento y polímeros modificados que le proporcionan una
Añadir al carrito

Nuestros morteros impermeabilizantes te servirán tanto para reparar una piscina, como para arreglar un depósito de agua como para proteger una fachada de los ambientes marinos. Encuentra aquí los mejores cementos para evitar filtraciones de agua. Ofrecemos precios super competitivos. ¡Echa un vistazo a nuestro catálogo!

Características de los morteros impermeabilizantes

Los materiales de construcción destinados a la impermeabilización de superficies, normalmente están formados por 2 componentes. Un componente A) El propio mortero, y un componente B) el catalizador. El catalizador, se encarga de endurecer la mezcla y de conformar un producto mucho más resistente y compacto frente al paso del agua y la intemperie.

Otra característica fundamental de los morteros impermeabilizantes es que, para poder aplicarlos, el soporte debe estar ligeramente humedecido. Pues, si el hormigón de la base se encuentra muy seco, puede que el mortero no se adhiera correctamente y, por consiguiente, que este pierda efectividad.

Este tipo de mortero, a diferencia de los cementos convencionales, no corroe el acero ni el metal. Y, lo mejor de todo es que, puede estar en contacto directo con agua potable. Lo que, lo convierte en un producto estupendo para sellar pequeñas fisuras en embalses de obra, depósitos de agua, e incluso, piscinas.

Otro aspecto destacable del mortero impermeabilizante es que no necesita agua para su dilución. Porque, el propio catalizador actúa como diluyente y endurecedor. Y, a pesar de que te pueda parecer un material tosco y pesado, es todo lo contrario. Se mezcla bien y es fácil de aplicar para albañiles y profesionales de la construcción.

¿Cómo aplicar un mortero impermeabilizante?

  1. El soporte se tiene que humedecer hasta la saturación antes de aplicar el producto. La preparación de la superficie, se puede llevar a cabo con medios mecánicos, tales como el chorro de agua a presión o chorro de arena.
  2. Después, tendremos amasar el producto con una batidora eléctrica a baja velocidad hasta conseguir la completa homogeneización. La mezcla se hará mezclando primero la mitad del mortero y añadiendo lentamente el componente B. A continuación, seguiremos añadiendo el resto del componente A y seguiremos batiendo hasta conseguir una mezcla sin grumos.
  3. Seguidamente, aplicaremos el producto sobre la superficie a reparar o proteger con la ayuda de una llana. En este punto, hay que tener en cuenta que la vida útil de la mezcla es de 30 minutos.
  4. Luego, inmediatamente después de aplicar el producto, tendrás que limpiar las herramientas utilizadas con agua.
  5. Por último, tendremos que dejar curar el mortero impermeabilizante al menos 3-5 días para asegurar la hidratación completa del cemento. Si quieres pintarlo, conviene esperar 7 días antes de cubrir el material.