Una de las formas más cómodas y respetuosas de decorar muebles, puertas y otras superficies de madera es con los barnices al agua. Ya que, no necesitas disolventes ni aguarrás para limpiar las herramientas o diluir la pintura. Con tan solo un poco de agua, bastará para decorar cualquier objeto que desees. A continuación, te mostramos algunos ejemplos de nuestro catálogo que pueden ser de tu interés:

Barniz al Agua para Suelos de Madera Xylazel

16,90 79,50 
Barniz al agua Xylazel para proteger y decorar superficies de madera en interior. Producto de bajo olor y secado rápido.
Seleccionar opciones

Ventajas de proteger superficies de madera con un barniz al agua

Los barnices al agua tienen la ventaja de que se secan muy rápido y nos permiten proteger cualquier superficie en muy poco tiempo. Es por eso, por lo que cada vez son más los profesionales que optan por este tipo de soluciones para proteger y conservar maderas y derivados.

Este tipo de pinturas emiten menos compuestos volátiles a la atmósfera, son más ecológicas y biodegradables. Por ello, no hacen olor, dejan una acabado más natural sobre la madera y las podemos aplicar sin necesidad de usar tanta protección como en los barnices al disolvente.

El barniz al agua soporta perfectamente las dilataciones de la madera provocadas por los cambios de temperatura. Por lo tanto, podríamos decir que es un tipo de barniz muy elástico, muy cómodo de trabajar y que tiene excelentes propiedades de cubrición de la superficie.

Antiguamente, todos los barnices eran sintéticos porque proporcionaban mayor durabilidad a la superficie. Sin embargo, en los últimos años, la evolución tecnológica y los avances en I+D han permitido desarrollar formulaciones al agua mucho más sostenibles sin perder las propiedades de los barnices tradicionales.

¿Cómo aplicar los barnices al agua?

La aplicación de este tipo de barnices es muy sencilla. Ya que, a parte de que no se endurecen tan rápido como los sintéticos, tienen una alta adherencia sobre la madera y una magnífica nivelación.

A continuación, te explicamos los pasos a seguir para aplicar correctamente los barnices al agua en una superficie madera:

  1. Limpia la superficie a tratar con un paño húmedo para eliminar el polvo, la grasa y la suciedad que pueda tener.
  2. Déjala secar, y a continuación, lija un poco el soporte para retirar incrustaciones y restos de barniz antiguo.
  3. Tanto si vamos a aplicar el barniz en una madera nueva como en una vieja, el lijado de la superficie es imprescindible para ambos casos.
  4. Luego, aplicaremos 2 manos manos de barniz acrílico sin diluir.
  5. Entre mano y mano, dejaremos secar el tiempo especificado en la ficha técnica del producto.
  6. Por último, comprobaremos el aspecto final de la superficie pintada y limpiaremos las herramientas utilizadas con agua para tenerlas listas en una próxima ocasión.

Ahora que ya conoces un poco mejor esta clase de barnices para madera, ¿Quieres comprar barnices al agua para proteger muebles, suelos y otras superficies de madera? Si tienes dudas o si necesitas asesoramiento profesional, te animamos a que contactes con nosotros a través del teléfono de contacto que encontrarás en la página de contacto.