La pintura antimoho es una solución innovadora para acabar con el moho de las paredes y techos. Este material, penetra en el soporte evitando así que los hongos se depositen en las esquinas, las grietas o las uniones. A continuación, te mostramos una selección de pinturas que pueden ayudarte a resolver tu problema:

Pintura Antimoho 100% Acrílica Blanco Mate Gilmacril

25,89 66,90 
Pintura plástica anti moho formulada con resinas 100% acrílicas que le proporcionan una excelente lavabilidad, buena adherencia y un alto
Seleccionar opciones

Aditivo con Conservante Antimoho Ferroluz 500ml

9,60 
Aditivo especial para pinturas plásticas que previene la aparición de hongos en las paredes. Formulación concentrada que evita el ennegrecimiento
Añadir al carrito

Características de la pintura con conservante antimoho

Una de las principales características de esta pintura es la capacidad para evitar el oscurecimiento o el ennegrecimiento de la pintura producido por la humedad ambiental. No obstante, esta cualidad se puede conseguir por varias vías. Por ejemplo, con una pintura antihumedad, con un conservante antimoho o con un tratamiento antimanchas.

Las pinturas antimoho son muy transpirables y altamente adherentes. Con lo que, por un lado, facilita la aireación de la estancia y reduce la concentración de humedad. Y por otro lado, se agarra al soporte incluso cuando este se encuentra húmedo.

El acabado de estas pinturas siempre suele ser mate. Porque, a mayor plasticidad o grado de brillo, la transpirabilidad es menor. Y por tanto, la efectividad frente al moho sería menor. Es por ello, por lo que siempre se fabrican en acabado mate.

¿Qué ventajas ofrecen las pinturas antimoho?

Este tipo de pinturas han sido testadas científicamente para prevenir la aparición de moho o verdín en superficies porosas de yeso, escayola o cemento. Sin embargo, también las puedes aplicar sobre azulejos o sobre otras pinturas plásticas sin que esto afecte a su nivel de protección.

Hay 2 tipos de pinturas antimoho, por un lado, estarían las acrílicas o con base de agua, y por otro lado, las sintéticas o con disolvente. Cada fabricante puede decidir por un sistema u otro dependiendo de la eficacia comprobada frente a los hongos.

La pintura antimoho es lavable, resistente al frote y fácil de aplicar mediante brocha o rodillo. Por tanto, el método de aplicación es el mismo que seguirías con cualquier otra pintura.

Proporcionan un acabado blanco, liso y duradero en el tiempo a la vez de que protegen la superficie del moho durante más de 5 años. La garantía y la calidad de este tipo de productos es máxima.

Si estas buscando pinturas antimoho de calidad contrastada, estás en el lugar correcto. En Ydeco te ayudaremos a solucionar todos tus problemas de humedades, mohos y manchas en las paredes. ¡Echa un vistazo a nuestro catálogo!

Y si quiere ver más productos similares, te recomendamos:

img-miniatura-pintura-antihongos